Arquitectura de Marca
La marca, históricamente tuvo la función de ser un identificador

Si tuviésemos que juzgar a los profesionales de empresa solo por sus acciones, entonces llegaríamos a la conclusión de que pocos de ellos entienden de verdad lo que es una marca. (Nigel Hollines, The Global Brand). Así mismo algunos directivos de diferentes áreas de las empresas no son conscientes del impacto de sus decisiones en la marca.

Puede que tanta cantidad de información acerca de la verdad absoluta de lo que es una marca, ha generado esa confusión en torno a una materia ya compleja de por sí. Por encima de todo, la marca es un concepto que va íntimamente ligado a la gestión y a la creación de verdadero valor para el cliente y desde luego para la propia empresa.

En el interior de las organizaciones podríamos preguntar por esta definición y seguramente cada quien tendría un punto de vista diferente o particular. Hay quien responda que la marca es “el dibujito de las etiquetas”, o quien asegure que es el activo más valioso de una empresa. Coca cola ha estimado el valor de su marca en 79 mil millones de dólares, es decir, un 46,5% del total de su valor (170 mil millones).

La marca, históricamente tuvo la función de ser un identificador. Si se considera la palabra en inglés: “Brand”, se comprueba que su origen etimológico proviene de un vocablo escandinavo “brandr” que sifnificaba “quemar” y se utilizaba como expresión para marcar a fuego a las reses.

Podemos decir que la marca cumple con su función desde hace más de 2.000 años, cuando los romanos escribían y mostraban mensajes en sus productos para caracterizarlos o diferenciarlos de otros.

La primera función que cumplen las marcas desde sus orígenes es la identificación, muchas veces apelando a la ubicación geográfica como garantía de origen. A partir de la Revolución Industrial, la marca incorpora funciones de diferenciación, la cual se materializaba, generalmente a través del envase y la asignación de íconos distintivos.

La gestión de una marca debe ser capaz de identificar con claridad la propuesta de valor de una empresa y de distinguirla de sus competidores. ¿Tu marca ya lo hace?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *